MacBook Pro

El MacBook Pro nació en 2006, un modelo construido en aluminio anodizado que venía a ofrecer una alternativa portátil al entorno profesional. Se puede considerar la gama MacBook Pro como la línea de portátiles de alto rendimiento de Apple, y se han ganado una fama bastante considerable en el entorno laboral debido a la eficacia de sus herramientas y la fiabilidad de su software y hardware. Como todas las unidades Mac de Apple, cuenta con el sistema operativo macOS.

configurador de macbook a medida

MacBook Pro 16″: todo, absolutamente todo

El MacBook Pro de 16 pulgadas es el mejor ordenador de Apple. Sí, aún existen los de torre o los AIO (todo en uno), pero los portátiles se pueden usar en cualquier parte, motivo por el cual somos muchos los que ya nos decantamos por un «laptop» y no por uno «fijo». Este portátil está diseñado para los que lo quieren todo, absolutamente todo, sin llegar a la brutal potencia que puede ofrecer el Mac Pro.

El MacBook Pro de 16 pulgadas está pensado para los que desafían los límites en sus trabajos de creación y, como hemos mencionado, quieren trabajar en cualquier habitación. Para empezar, tenemos que hablar de su pantalla, que ahora es una Retina de 16″, la más grande que ha habido jamás en un portátil de la manzana. Tiene un brillo de 500 nits, por lo que todo lo que mostrará lo hará con un brillo espectacular, realista y natural.

Más potente que un ordenador de sobremesa

El MacBook Pro de 16 pulgadas está disponible en diferentes configuraciones, pero en una de ellas podemos elegir el procesador i9 de Intel, lo que, combinado al sistema operativo, nos permitirá realizar todo tipo de tareas en un abrir y cerrar de ojos. Además, podemos configurarlo para que incluya hasta 64GB de RAM, por lo que me cuesta imaginar una tarea que no pueda hacer este portátil de la manzana. El apartado de la potencia se completaría con los discos SSD, que en este modelo podemos elegir hasta 8TB (casi nada).

La mejor tecnología de la manzana

macbook pro

El MacBook Pro de 16 pulgadas es el portátil donde Apple ha puesto toda la carne en el asador y en esto se incluye el nuevo teclado, más silencioso y eficiente, la Touch Bar que sustituye las teclas de función y ofrece nuevas opciones, el sensor Touch ID, el afamado Trackpad Force Touch que nos permite interactuar de nuevas maneras y un sensor de luz ambiental que, en parte, se usa para el sistema True Tone que cambia el contraste de la pantalla dependiendo del ambiente para que forcemos menos la vista.

En el apartado de tecnología de la manzana también podemos meter su sistema de audio. Apple ha diseñado este portátil con seis altavoces de alta fidelidad, entre los que se incluyen dos de graves con cancelación de fuerzas que harán que todo suene de manera más profunda y fiable. Esto es especialmente interesante si queremos escuchar música o ver alguna película. Además, los altavoces ofrecen un estéreo amplio y son compatibles con Dolby Atmos. Por otra parte, incluye tres micrófonos para que pueda recoger sonido ambiental a la perfección, lo que vendrá perfecto para interactuar con el asistente virtual Siri.

¿Y en cuanto a la autonomía? Hoy en día es muy fácil comprar un PC portátil y ver como, con suerte, ofrece una autonomía que llega a las 5 horas. No es mala autonomía, aún hay que ofrecen menos, pero queda en ridículo cuando la comparas con las 11 horas que ofrece el MacBook Pro de 16 pulgadas. Sí, unas 11 horas de autonomía que nos aseguran que podremos pasar todo el día trabajando sin tener que conectarlo a la red eléctrica.

En definitiva, si quieres el «Pro» de Apple de verdad, tienes que ir a por el MacBook Pro de 16 pulgadas. Lo tendrás todo, todo, en una pantalla más grande y, además, podrás disfrutar de un gran sistema operativo como macOS.

Ver más opiniones en Amazon

MacBook Pro 13″: lo «Pro» en un tamaño mini

Además del hermano más mayor y de mayor tamaño, Apple también ofrece un MacBook Pro de menores dimensiones para los que buscan un equilibrio entre prestaciones y portabilidad, a lo que recientemente se le puede añadir al paquete la mejor autonomía. Su pantalla es de 13.3 pulgadas y es de la misma tecnología Retina que la del MacBook de 16 pulgadas.

También comparten otras especificaciones, como los 500 nits de brillo que ofrecen las envidiables pantallas de los portátiles de la manzana. Sí hay diferencias en otros aspectos, como el lógico tamaño reducido y la resolución, algo comprensible si tenemos en cuenta que hablamos de pantallas de diferentes tamaños y que, para mantener la calidad, la resolución tiene que aumentar conforme aumenta el tamaño de la pantalla.

Potencia de ordenador grande en un tamaño reducido

En cuanto a la potencia, el MacBook Pro de 13 pulgadas de Intel ya era un bicho interesante, pero ahora también está disponible con el M1, el primer procesador (más concretamente SoC) de la manzana para sus ordenadores, tanto portátiles como de sobremesa, AIO (All-in-One o todo en uno) y Pro. El Apple Silicon es algo más que un cerebro, ya que incluye en sí mismo otros componentes como la GPU, y el rendimiento general ha mejorado mucho, tal y como explicaremos más adelante.

Esta nueva versión del MacBook 13 está disponible con 8GB de RAM, lo que es más que suficiente para realizar todo tipo de tareas de cierto peso, y más si usamos esta memoria junto al mencionado M1 y los mejores discos duros SSD, de 256GB en el modelo de entrada, con posibilidad de aumentar hasta 2TB.

Tecnología que sólo ofrece Apple…

puertos macbook pro

El MacBook Pro de 13 pulgadas también incluye la mejor tecnología de Apple, entre lo que tenemos su famoso teclado, uno muy fino y eficiente en el que se basan otras muchas marcas, la Touch Bar que sustituye a las teclas de función y con la que podremos aprovechar nuevas opciones o el Touch ID con el que podremos desbloquear el ordenador o realizar pagos con Apple Pay.

Lo que también incluye este portátil y es tecnología de la manzana es el Trackpad Force Touch. Está basado en el 3D Touch del iPhone 6s e incluye sensores de presión que identifican qué presión estamos aplicando. Esto nos permitirá interactuar con el sistema operativo con nuevos gestos: si pulsamos realizaremos los clics de toda la vida; si presionamos más fuerte, se mostrarán nuevas opciones. Si las opciones de macOS nos parecen pocas, también podemos configurarle más gestos usando herramientas como BetterTouchTool, algo que ya nos permite añadir infinitas posibilidades con un ratón o Touchpad normales, pero que aún va más allá con un Trackpad como este Force Touch de Apple.

… pero un poco más limitado

El MacBook Pro de 13 pulgadas es una versión reducida del hermano mayor. Esto significa varias cosas, empezando porque su tamaño y precio es menor, pero también que no puede incluir todo lo que incluye un portátil más grande. Entre sus carencias, que no lo son pero sí si lo comparamos con el de 16 pulgadas, tenemos los altavoces. Los de este portátil son buenos, con estéreo de alto rango dinámico, pero están lejos de los 6 altavoces y la calidad de los que incluye el más grande.

Pero, hasta que no lancen el MacBook 16 con M1, no podemos decir lo mismo de la autonomía. Y es que la eficiencia del nuevo procesador de Apple permitirá al MacBook de 13 pulgadas aguantar hasta 20 horas sin que tengamos que recargarlo. Hay que tener en cuenta que una jornada laboral dura 8 horas, por lo que esto nos garantiza que podremos trabajar durante dos días a tope sin que tengamos que cargar este portátil, lo que viene especialmente bien para los periodistas que tienen que trabajar fuera de casa.

Un Ultrabook de verdad

El MacBook de 13 pulgadas es un Ultrabook de verdad. Para entrar en esta categoría hay que cumplir algunas especificaciones, como que la pantalla no puede ser demasiado grande y su peso debe estar por debajo del 1.5kg. Esto lo cumple este portátil, ya que tiene un peso de 1.4kg y su pantalla está por debajo de las 14 pulgadas. No está de más mencionar aquí que cerrado mide 1.56cm de alto, 30.41cm de ancho y 21.24cm de fondo.

En cuanto al sistema operativo que usa, tiene instalado el mismo macOS que usa su hermano mayor, nada de una versión reducida como sí hizo Microsoft en su día con el Windows 7 Starter. Esto significa que podremos usar las mismas aplicaciones y funciones como Siri, a lo que podemos sumarle software como iMovie, GarageBand o Photoshop.

En definitiva, el MacBook Pro de 13 pulgadas es el MacBook Pro de los usuarios que necesitan algo potente que puedan llevarse a cualquier parte, lo que incluye sacarlo de casa y viajar con él. Y ahora, aún con mejor rendimiento.

Ver más opiniones en Amazon

Ventajas del Macbook Pro 16 frente al MacBook Pro 13

macbook pro 13 vs 16

Apple ofrece el MacBook Pro en diferentes tamaños, como son las 16 y las 13 pulgadas. El más grande también es el más potente y ofrece estas ventajas sobre su hermano menor:

  • Mayor pantalla con más resolución.
  • Mejores frecuencias de actualización.
  • Procesadores más potentes, que en el momento de escribir estas líneas (puede cambiar en el futuro) incluye como opción el procesador más potente de Intel.
  • Mayor capacidad de almacenamiento.
  • RAM más potente, es decir, de mayor capacidad.
  • Mejores tarjetas gráficas.

Como veis, el MacBook Pro de 16 pulgadas es el «Pro» de verdad, pero también tiene un coste más elevado, por lo que sólo está destinado a los usuarios más exigentes o los que tienen menos problemas económicos.

¿Cuál es la vida útil de un MacBook Pro?

macbook pro

Apple no fabrica productos malos, por lo menos en teoría. Es cierto que, en ocasiones, alguno en concreto no sale todo lo bueno que cabría esperar y aguanta menos tiempo, pero todos los productos de la manzana son longevos. A la pregunta sobre cuál es la vida útil de un MacBook Pro, podríamos dar una respuesta simple, pero no tendría demasiado sentido porque la respuesta real vuelve a ser un «depende». Pero, ¿de qué depende en este caso? Si dejamos de lado esos pocos casos en los que un MacBook Pro o uno de sus componentes no salen tan buenos como se espera de ellos, podemos asegurar que trabajarán perfectamente durante nada menos que diez años. Sí, 10… o incluso más.

Pero vamos por partes: un MacBook Pro es un ordenador y, como otras muchas máquinas, se pueden quemar con el uso, es decir, que el uso puede hacer que se desgaste alguno de sus componentes y acortar su vida útil. Por lo tanto, si usamos un MacBook Pro para realizar trabajos simples en un ordenador más solvente, es decir, si no lo machacamos con tareas como puede ser la edición de vídeo, el ordenador puede durar o incluso superar la década.

Por otra parte, tenemos que tener en cuenta el soporte que ofrece Apple en cuanto a actualizaciones. Si un nuevo sistema operativo o una de sus funciones no necesita hardware más moderno, la compañía de la manzana incluirá nuestro portátil en la lista de dispositivos compatibles. Por lo general, los ordenadores de Apple pueden actualizar a los nuevos sistemas operativos durante 5-7 años, aunque está más cerca de los 5 que de los 7. A partir de ahí, se actualizarán las aplicaciones y podremos instalar algunos parches de seguridad, pero el sistema no se actualizará.

No está de más mencionar que el MacBook Pro es un ordenador portátil, por lo que podemos instalarle otros sistemas operativos que no sean macOS. Esto lo menciono porque, cuando Apple deje de ofrecernos soporte, siempre podemos instalarle una distribución Linux, con lo que hay ordenadores de la manzana que superan los 15 años de uso.

¿Merece la pena comprar un MacBook Pro?

Vuelvo a repetir la respuesta de la cuestión anterior: depende. Un MacBook Pro no lleva el apellido «Pro» para hacer bonito; lo lleva para indicar que incluye especificaciones o componentes avanzados. Y, como cabría esperar, estos componentes avanzados requieren un gasto mayor. Por lo tanto, creo que no merece la pena si lo que queremos es hacer un uso normal del portátil, es decir, si vamos a ver Netflix, entrar a Facebook, YouTube, Twitter y usar software para editar textos. Para esos menesteres existen los MacBook normales, e incluso nos valdría un MacBook Air o, ¿por qué no decirlo?, un PC portátil que seguro será más barato.

Pero sí merece la pena si somos usuarios exigentes y nos gusta el software y ecosistema de la manzana. El MacBook Pro tiene mejor procesador, mejor y más cantidad de RAM y mejores discos duros, entre otros componentes como que podemos elegir una pantalla más grande que la de un MacBook Air. Los usuarios más exigentes serán aquellos que vayan a hacer tareas algo más pesadas, como la edición de vídeo o audio, en este segundo caso si vamos a mezclar muchas pistas.

M1: toda una bestia de procesador con las mejores armas de Apple

Procesador Apple M1

Apple soltó una bomba durante el verano de 2020: sus propios ordenadores pasarían a usar un procesador con arquitectura ARM. Salvando las distancias, es la misma que usan sus teléfonos, pero también las SBC como la Raspberry Pi. El procesador ya está disponible en algunos Mac, y su nombre es M1. Según Woz, la M proviene de Mac, y el 1 es la generación. Por lo tanto, estamos ante la primera generación del procesador de Apple para sus ordenadores. Aquí es bueno recordar que fabrican portátiles (MacBook), todo en uno o AIO (iMac), de torre para el sector profesional (Mac Pro) y unos de torre para un uso menos exigente (Mac Mini).

El M1 ha sido fabricado usando un proceso de fabricación de 5 nanómetros, impensable hace sólo 5 años, con un total de 16 millones de transistores, lo que es el número más alto que Tim Cook y compañía han metido dentro de un mismo chip. El proceso de fabricación de 5nm le permitirá a los nuevos Mac, entre otras cosas, mejorar la autonomía, tanto que se asegura que pueden llegar o incluso superar las 20 horas de uso.

SoC son las siglas de System on a Chip, y eso es lo que es el M1. Esto significa que, dentro del mismo componente o pequeña caja, también se encuentra la GPU, en este caso una acompañada por el Motor Nural que ha diseñado la compañía con sede en Cupertino. Según su CEO, el M1 ofrece un rendimiento 3.5x superior en cuanto a su procesador (CPU) y 6x más rápido en gráficos, y esto es algo que están confirmando los primeros usuarios en adquirir estos nuevos Mac y hacerle pruebas de rendimiento para conseguir los valores conocidos como Benchmarks.

La GPU cuenta con un total de 8 núcleos y, con ellos, hasta el Mac Mini, uno de los ordenadores más discretos de la manzana, puede realizar al mismo tiempo varias tareas exigentes, como renderizar vídeo o composiciones en 3D y reproducir vídeo en 4K. Increíble, ¿no?

Secure Enclave cuida de la seguridad en tu Mac

El M1 ofrece un rendimiento tan bueno que hay un no-debate si el que quiera un nuevo Mac tiene que comprar uno de los nuevos o uno de los anteriores. Pero el rendimiento no es lo único que ha mejorado el M1. También incluye lo que Apple ha bautizado como Secure Enclave, un control de almacenamiento de alto rendimiento que está basado en hardware con cifrado AES, lo que permite cifrar información almacenada en discos duros.

Este Secure Enclave no está junto a la CPU, sino aislado, y es un coprocesador con componentes de seguridad que incorpora un gestor de claves basado en hardware. Explicado de manera sencilla, se trata de una capa extra de seguridad por si el M1 se viera comprometido por algún fallo de hardware o software futuro. El Secure Enclave incluye una ROM de arranque específica con un código inmutable verificado por la misma Apple.

Como el coprocesador equivalente que encontramos en los dispositivos iOS, Secure Enclave mejora servicios como el desbloqueo de los ordenadores o sus cuentas, el cifrado del hardware, protección de datos o FileVault, inicio más seguro y el control de la cámara web, que en los dispositivos de Apple se conoce como FaceTime.

El procesador M1 es lo mejor que le pudo pasar a MacOS

Que el M1 ofrezca tan buen rendimiento no es una sorpresa. Se ha diseñado pensando pensando en hacer las cosas lo mejor posible, pero una de sus razones de ser es que funcione perfecto desde macOS Big Sur, lanzado a finales de 2020. Y lo que veremos a partir de ahora es un poco lo que hemos visto durante la última década en el iPhone y iPad: ahora que Apple controla software y hardware, el rendimiento será mayor y los fallos se contarán con los dedos de una mano.

Pero no todo es bueno, o por lo menos no ahora mismo. Y es que, como cuando dieron el salto a Intel y cambiaron de arquitectura, en un principio habrá aplicaciones que no estén adaptadas, por lo que no deberían funcionar hasta que se actualicen. Para evitar problemas importantes, Apple ha lanzado Rosseta 2, con lo que se podrán ejecutar apps no compatibles en los nuevos Mac con M1. Será cuando todo esté adaptado cuando podamos decir que el M1 es lo mejor que le ha pasado a los ordenadores de Apple, empezando por Big Sur.

Preguntas frecuentes del MacBook Pro

¿Se puede ampliar la RAM?

En los modelos más nuevos, no. Como mencionaremos más adelante, los ordenadores son cada vez más ligeros y compactos, y esto tiene un precio que no tiene nada que ver con el dinero. Los MacBook Pro más nuevos tienen la memoria RAM soldada a la placa, por lo que la que elijamos en el momento de su compra es la que tendremos para siempre.

¿Y el disco duro?

Lo mismo que con la RAM: no podremos ampliar la memoria de los MacBook Pro más nuevos. Todos los componentes están ensamblados para que los nuevos portátiles sean compactos, finos y ligeros, con el precio de que no podremos sustituir ningún componente interno a no ser que lo llevemos a un taller especializado.

¿Es fácil cambiar la batería al MacBook Pro?

Lamentablemente, no. Hasta 2009, Apple sí vendía ordenadores en los que cambiar la batería era parecido a cómo lo hacíamos en cualquier otro PC, pero eso cambió hace más de una década. En parte, el culpable es un diseño que hace que cada vez fabriquen ordenadores más finos y con diseños más compactos, pero esto no es exclusiva de Apple; el resto de fabricantes están haciendo lo mismo.

Ahora ya no se recomienda cambiar la batería uno mismo en su casa a no ser que se trate de verdaderos manitas, puesto que ésta está pegada a la placa base y hay que desmontar el ordenador para poder acceder a la batería. Por lo tanto, se recomienda llevar el ordenador a un taller oficial para que sean ellos quienes hagan el trabajo, lo que incluirá una garantía en el caso de que algo salga mal.

¿El MacBook Pro sirve para jugar?

macbook pro 13

En cuanto a jugar en ordenadores, hay que tener una cosa clara: la mejor opción es un PC con Windows. Prácticamente todos los juegos del mundo para ordenadores están para Windows, pero no podemos decir lo mismo cuando hablamos de macOS o Linux. Entonces, ¿un MacBook Pro sirve para jugar? Sí. Y no. Aunque cada vez hay más títulos que llegan al sistema operativo de escritorio de Apple, no lo hacen todos y muchos de los que lo hacen llegan con meses o años de retraso.

Por otra parte, también tenemos plataformas como Steam a las que sí podemos jugar desde macOS, por lo que sí, podemos jugar con un MacBook Pro, pero a lo que juguemos dependerá de si el desarrollador ha querido llevar su título a nuestro sistema operativo o no. Además, Apple trabaja con unos socios y, en ocasiones, los componentes internos de un MacBook no cumplen con los requisitos mínimos que pide un juego. Por lo que sí, podemos jugar pero tenemos que saber que habrá unos títulos que no encontraremos para macOS y otros podrían requerir algún retoque en el interior del ordenador.

MacBook Pro de segunda mano

Como ya hemos dicho en otras ocasiones, lo bueno de adquirir dispositivos MacBook es que bajan poco de precio. El mercado de segunda mano es bastante jugoso, por lo que es más fácil sacarle partido a una posible venta si lo comparamos con dispositivos de otras marcas. Por eso hemos creado esta sección especial en la que te contamos cómo acertar en la compra de tu MacBook de segunda mano.

Modelos de MacBook Pro Antiguos

MacBook PRO Retina con Touch Bar (late 2016)

MBP 2016 con Touch Bar

Los dispositivos MacBook Pro llevaban sin renovarse desde Marzo de 2015, a pesar de que no es demasiado tiempo, la realidad es que los últimos años lo único que venía modificándose eran las capacidades de hardware, poca innovación en el apartado técnico y de interfaz de usuario. Pero todo llega a su fin el día 27 de octubre de 2016, Apple dejaba con la boca abierta a especialistas y usuarios presentando el MacBook Pro Retina con Touch Bar, un nuevo modo de interactuar con el sistema operativo, que dejaba atrás años de utilización de las teclas de función.

Este nuevo MacBook Pro es el más delgado de la historia, presenta un grosor de 14,9 milímetros para el modelo de 13 pulgadas, y de 15,5 milímetros para el modelo de 15 pulgadas. El peso también se ha visto reforzado, 1,37 Kg en el modelo pequeño, y 1,83 Kg para su hermano mayor de quince pulgadas.

De este modo, las líneas del dispositivo se han visto agudizadas, por lo que la curvatura de las esquinas es menor, y presenta un diseño ligeramente más agresivo. En el apartado del color, Apple sigue manteniendo el aspecto sobrio del MacBook Pro, ha añadido por primera vez el color Gris Espacial para el dispositivo, que competirá en ventas con el clásico aluminio anodizado. Por otro lado, la gran pérdida de este nuevo modelo es la famosa manzana iluminada que tanto ha caracterizado al MacBook Pro, dice adiós y se ve sustituida por una manzana brillante, al estilo del MacBook Retina de doce pulgadas que lleva a la venta desde el año 2014.

Touch Bar, una nueva forma de interactuar

Touch Bar

Es el verdadero aspecto que nos deja con la boca abierta en el MacBook Pro que ha sido presentado a finales de 2016. Las teclas de función son cosa del pasado, Apple da un golpe en la mesa con una barra construida en un panel AMOLED, en definitiva es una pantalla táctil multi-touch incrustada en el teclado. De este modo, podrá mostrarse información y nos permitirá cambiar parámetros de la configuración con toques y gestos, como el brillo o el volumen.

Otra de las características principales de la Touch Bar es que incluye un lector de huellas dactilares. La llegada de Apple Pay a macOS Sierra nos dio que pensar en este aspecto, y así ha sido. El extremo derecho de la Touch Bar del MacBook Pro es un Touch ID de segunda generación, de este modo podremos realizar pagos, acceder al sistema e incluso alternar los usuarios del mismo MacBook Pro, tan sólo posando nuestro dedo sobre la Touch Bar.

La pantalla del MacBook PRO Late 2016 es más brillante que nunca

Pantalla del MacBook Pro 2016 con Touch Bar

Apple ha querido utilizar en el MacBook Pro la misma tecnología empleada en el iPhone 7, de este modo logra un contraste espectacular para un panel LCD, con una gama cromática amplia, nunca antes vista en un portátil, lo que nos dejará ver unos rojos y veces más intensos, en tecnología es lo más parecido al color real del ojo humano que podemos encontrar.

La pantalla también ha sido reducida en cuanto a grosor, pero no en cuanto a tamaño. Por otro lado, llega a cotas de brillo nunca antes vista, aumentando hasta en un 60% el ratio de retroiluminación que nos ofrecía el MacBook Pro Retina Early 2015.

Cambios en la conectividad del MacBook Pro con Touch Bar

Puertos USB C en el MacBook PRO 2016

Sin embargo, Apple ha querido dar un paso extraño a la hora de aportar conexiones, abandona definitivamente el HDMI, el MagSafe, el lector de tarjetas y los puertos USB. Estos se ven sustituidos por cuatro puertos USB-C / Thunderbolt 3 que nos permitirán conectar de forma simultánea dos monitores 4K, pero que nos obligará a acudir a adaptadores si queremos conectar algo tan simple como un pendrive o un monitor HDMI.

Sin embargo, algo de lo que no ha prescindido el MacBook Pro, a pesar de que Apple si que lo ha eliminado en el iPhone 7, es de la conexión de audio analógica Jack de 3,5 milímetros.

Características del MacBook PRO 2015 de 13 pulgadas

MacBook Pro Retina de 13 pulgadas

Hay dos modelos de MacBook Pro para el año 2015, ambos denominados MacBook Pro Retina. El modelo de 13 pulgadas, y el modelo de 15 pulgadas, con unas pequeñas diferencias entre ambos que vamos a pasar a desarrollar para conocer mejor sus características. Os contamos las características del MacBook Pro Retina de 13 pulgadas:

  • Pantalla:
    • 13,3 pulgadas
    • Resolución: 2560 x 1600 (Retina)
    • Relación dimensional: 16:10
  • Dimensiones:
    • 1,8 cm de grosor
    • 1,58 Kg de peso
  • Procesador:
    • Intel Core i5 a 2,7 GHz ó 2,9 GHz
    • Intel Core i7 a 3,1 GHz – Turbo Boost 3,4 GHz
  • Almacenamiento
    • 128 GB SSD
    • 256 GB SSD
    • 512 GB SSD
    • 1 TB SSD
  • Gráfica: Intel Iris Graphics 6100
  • Memoria RAM:
    • 8 GB
    • 16 GB
  • Batería:
    • Hasta 12 horas de navegación web
    • Hasta 12 horas de reproducción
    • Batería de litio de 79,4 V/h
    • Adaptador MagSafe 2
  • Conexiones:
    • 2 x USB 3.0
    • 2 x Thunderbolt 3
    • 1 x HDMI
    • 1 x Lector Tarjetas SD
    • 1 x Jack 3,5mm
  • Conexión Inalámbrica:
    • WiFi 802.11 ac
    • Bluetotth 4.0
  • Cámara FaceTime Hd
  • TrackPad Force Touch
  • Teclado Retroiluminado

Características del MacBook Pro 2015 de 15 pulgadas

MacBook PRO

El otro modelo es el MacBook Pro Retina de 15 pulgadas del año 2015, que además, cuenta con dos potentes altavoces a los laterales del teclado, como su seña principal de identidad. Estas son las características del MacBook Pro Retina de 15 pulgadas:

  • Pantalla:
    • 15,4 pulgadas
    • Resolución: 2880 x 1800 (Retina)
    • Relación dimensional: 16:10
  • Dimensiones:
    • 1,8 cm de grosor
    • 1,58 Kg de peso
  • Procesador:
    • Intel Core i7 a 2,2 / 2,5 ó 2,8 GHz ó 2,9 GHz
    • Turbo Boost 4 GHz
  • Almacenamiento
    • 128 GB SSD
    • 256 GB SSD
    • 512 GB SSD
    • 1 TB SSD
  • Gráfica: Intel Iris Graphics 6100
  • Memoria RAM:
    • 16 GB
  • Batería:
    • Hasta 9 horas de navegación web
    • Hasta 9 horas de reproducción
    • Batería de litio de 99,4 V/h
    • Adaptador MagSafe 2
  • Conexiones:
    • 2 x USB 3.0
    • 2 x Thunderbolt 3
    • 1 x HDMI
    • 1 x Lector Tarjetas SD
    • 1 x Jack 3,5mm
  • Conexión Inalámbrica:
    • WiFi 802.11 ac
    • Bluetotth 4.0
  • Cámara FaceTime Hd
  • TrackPad Force Touch
  • Teclado Retroiluminado

MacBook PRO de 15 pulgadas

MacBook Pro Retina de 15 pulgadas

Cómo hemos podido observar en la tabla de características, la diferencia entre el MacBook Pro de 13 pulgadas y el de 15 pulgadas, en lo que se refiere a rendimiento es bastante comedida, nos encontramos con muchas configuraciones que pueden hacer realmente potente al MacBook de 13 pulgadas. La clave será el tamaño de la pantalla, así como la memora RAM, que en el MacBook Pro de 15 pulgadas parte de los 16 GB.

Por otro lado, el MacBook Pro de 15 pulgadas cuenta con dos altavoces frontales de alta fidelidad que nos permitirá disfrutar de un sonido envolvente en la máxima calidad posible dentro de las limitaciones de un dispositivo portátil. Por otro lado, la batería se ve resentida por el tamaño de la pantalla, reduciendo hasta en dos horas la capacidad que presenta MacBook Pro Retina de 13 pulgadas.

Diferencias entre MacBook y MacBook Pro

MacBook vs MacBook Pro

En primer lugar debemos tener en cuenta que nos encontramos ante dispostivos totalmente distintos. Como hemos estado diciendo hasta ahora, el MacBook Pro es un dispositivo portátil de alto rendimiento, en cambio, el MacBook es un dispositivo pensado para la portabilidad y el consumo de contenido. El hardware de procesamiento del MacBook se va a encontrar bastante limitado en muchas ocasiones para según qué tareas. A cambio, nos ofrece una autonomía de batería increíble, un peso muy reducido y una potencia suficiente para tareas de ofimática, navegación web y creación de contenido a un nivel no profesional.

El primer punto que debemos tener en cuenta a la hora de elegir entre un MacBook y un MacBook Pro es nuestras necesidades. Si vamos a utilizar el MacBook como una herramienta de creación de contenido digital a gran escala, y será nuestra herramienta de trabajo principal, ya que necesitamos llevar a cabo tareas que exigen una gran capacidad de procesamiento, la respuesta es clara, el MacBook Pro es la elección acertada.

MacBook PRO con Touch Bar

Si por otro lado vamos a hacer un uso diario en el que prima la portabilidad, vamos a llevar a cabo tareas de una exigencia de procesamiento básica o mediana, que no requieren un entorno de procesamiento digital de alto rendimiento, la alternativa del MacBook es perfecta, ya que nos ofrece un peso, delgadez y autonomía sin igual.

En cuanto al hardware, el MacBook cuenta con la gama de procesadores Intel Core M de bajo consumo energético, a diferencia de la gama Intel Core i con la que cuentan los MacBook Pro Retina. Por otro lado, el MacBook, al igual que el MacBook Pro cuenta con pantalla a resolución retina y un Trackpad con tecnología ForceTouch. Ambos tienen teclado de mariposa, aunque en el MacBook PRO con Touch Bar ha evolucionado y ofrece mejor respuesta.

Del mismo modo, el MacBook cuenta con un único puerto USB-C (cuatro en el MacBook PRO con Touch Bar) que nos puede complicar mucho la vida. Si en tu entorno laboral cuentas con muchos dispositivos de almacenamiento externos o periféricos, el MacBook puede ser un inconveniente.


¿Buscas ofertas en Apple?

Dinos lo que quieres gastarte y te encontramos lo que se ajuste a ti

1500€


*Mueve el slider para variar el precio